13 jul. 2008

Carta a Mi Lord




Te quejas mi Lord que no entiendes España. ¿Como la vas a entender si no la entendemos los que como tu hemos nacido aqui pero además nos sentimos Españoles?

Afirman los expertos qu entienden de lo que hablan, que España es un auténtico laberinto, un enigma histórico aún por descifrar. La que dicen llamar los sudamericanos la "madre patria".

La poseedora de un idioma universal y sin ánimo de reproche, a gente que como tu y tus ideales, reniegan de su lengua estando aún dentro de casa.

Por no saber no sabemos, mi lord, con plena exactitud cuando España comenzó a ser España.

Si en algún te puedo ayudar y asegurar a ciencia cierta, mi lord, es que los españoles si podemos presumir de haber pasado la más hambre entre las hambres después de haberlo ido perdiendo todo sin haber ganado nada.

Fué con la guerra civil, cuando media España luchaba a muerte contra la otra media sin mirar sangre ni parentesco alguno, dispuestos a aniquilarse siendo incapaces de vivir todos juntos. Es de aquello vivido por mi padre, que cuenta que solo un incendio logró que todo un pequeño pueblo Burgales se uniese sin rivalidades algunas para aplacarlo. Fué cuando, viniendo a buscarles desde Burgos para llevárseles y matarles los pertenecientes a la falange se dieron cuenta que la guerra era un sin razón y viendo en el pueblo unión media vuelta se dieron.

Poco después y cuando las aguas volvieron a su cauce, sucedió otro acontecimiento, este agradable al menos, fué el cambio a la democracia y la actual Monarquía.

Igual voy un poco deprisa, mi lord, y quizás no te estes enterando de nada, pero ya bien deberias de saber que el principal defecto de los Españoles es la precipitación.

Mi abuelito decía, que Dios le tenga en su gloria y yo siempre en mi corazón, que los Españoles somos gente de raza e impulsos irracionales.

Finalizando te diré mi lord, que está es la historia de la que pertenezco, del país que me está viendo crecer que me cuida, me protege y me enseña educándome día a día. Te indicaré mi lord que si no te gusta la historia de España, al menos intentes gozar de su música que en otra ocasión si se tercia, ya te iré explicando.

Te dejo un beso que acompaña a un adios, mi lord.

No hay comentarios: