1 nov. 2008

Yo te miro

Yo te miro desde cerca.
Con la aurora del amor iluminado.
Desde una bahía cercana y vacía.
Con el silencio de la noche, misteriosa
Yo te miro sonrojado e indeciso.
Y tu -indefensa golondrina enamorada-
vienes hacia mí, con paso firme,
perfilando tu sombra a cada paso.
Te paras -sin embargo-
angustiada en el callejón de mi alegría,
sabiendo -sin saber- de valentía
que es el resultado del embrujo de tu encanto.

Debajo del deseo

Cuando apartas tu mirada
aún te observan mis ojos fijamente

La noches son memorables,
de melosa melodía y pasión desenfrenada.

Y amamos el amor.

Te hago sentir más mujer debajo del deseo,
y me hiciste conocedor del sabor de tu aroma.
Comimos carne
en los abrasadores vientos de llamas y deseos.

Danzaste en mi alma debajo del deseo.