4 nov. 2010

Librando el Domingo

c



Llevo tres años contigo y más bien pareciese toda una vida. Creo que ya me he acostumbrado a la situación, y con el tiempo, hasta me he ido acoplando a tus deseos, sin rechistar y dejando en la sombra, agazadapa y prácticamente olvidada, mi dignidad.


Hoy domingo, he librado y por eso, en mi tiempo libre, lo estoy empleando a revisar la dura jornada laboral que he tenido a lo largo de esta semana. Analizar mis errores y ver si puedo sacar tiempo para que la próxima semana, en vez de librar sólo los domingos, pueda librar también un día más.


Lunes, comienzo de semana. A las siete de la tarde terminó tu jornada laboral como todos los días, pero sin embargo, llegaste a casa alrededor de medianoche. Ebrio, algo habitual en ti. Sabes que una copita de vino al día es bueno para el corazón, y a ti te gusta cuidarte y gozar de buena salud, por eso bebes, y no porque seas un bebedor compulsivo adicto a ese vicio insano como dicen las malas lenguas. La gente es muy mala, la envidia es destructiva. Esta vez no ha sido culpa tuya, el comienzo de semana es duro y el fin de semana es corto. Necesitaste evadirte un poco con tus amigos, lo normal, no pude quejarme, al contrario, porque encima que llegaste a casa cansado de todo un día de trabajo, yo, torpe de mí, no supe ser capaz de preveer la hora de tu llegada a casa y por lo tanto, aunque tenía preparada la cena, se había quedado fría. Soy una estupida, lo sé, todo lo que me digas es cierto y el golpe que me diste lo tuve bien merecido.


Martes. En la fábrica, el supervisor te llamó la atención delante de todo el mundo, humillándote y dejándote en evidencia delante de tus compañeros. Ni siquiera te dio opción a explicarte, cuándo en realidad, la culpa de que la maquinaria no estuviese aún terminada, no había sido tuya. La pieza pedida a Alemania, aún no había llegado. Es normal que cuándo llegaste a casa tuvieses ganas de desahogarte con tu chica y compartir conmigo tu día. Con la pareja se comparte todo, también los gritos que tu supervisor te había brindado a ti, aderezados con dos golpes y un empujón en el pecho con la mano extendida.


Miércoles. Aprovechando que tengo clase de manualidades y como nunca salgo, me ha parecido una buena idea ir con mis compañeros a tomar algo después de clase. No creí que estuviese mal visto y que eso te pudiese sentar mal a ti. Ya lo decía mi abuelo, que en paz descanse, cuándo yo era pequeña –las mujeres decentes no entran en los bares a no ser que lo hagan de la mano de su marido- ¡Que tonta! Pensé que la dictadura en España ya había pasado para dejar paso a la democracia y que la igualdad entre hombres y mujeres era una realidad y no una utopía. Acabé con el cuerpo dolorido aquella noche y los moratones esparcidos por mi cuerpo, me dieron los buenos días a la mañana siguiente.


Jueves. No he ido a trabajar, no he podido. Mi cuerpo no me responde. He intentado disimular mis golpes con maquillaje pero son tan profundos, que ha sido inútil. El estómago le tengo revuelto. He estado vomitando mis miedos y la vergüenza, esa que siento, al no saber plantarte cara de una vez por todas y alejarme de ti. –Tengo que aguantar- me digo - lo que me pasa es que no soy complaciente y tengo que aprender a serlo. El me ama, a pesar de todo, me ama, sólo tengo que entender y aceptar esta manera tan suya de hacerlo y seré completamente feliz.-


Viernes. Es fin de mes y por tanto, día de cobro, tanto para ti como para mí. Comparas tu sueldo con el mío y tienes razón, tienes toda la razón, ¿dónde se ha visto que una mujer cobre casi tres veces más que un hombre y encima trabajando menos horas y sin necesidad de echar horas extras?¡No tengo vergüenza! ¿cómo se me ocurrió a mí haberme preparado y haber estudiado una carrera? -No me pegues amor, te lo ruego, no me pegues, por favor, que me duele el cuerpo- Te pido, suplicándote y sin reconocerme, no lo entiendo ¿qué fue de aquella mujer independiente y valiente que no se dejaba avasallar por nadie ni por nada?¿por qué permito que él tenga tanto poder y tanta influencia sobre mí? ¿por qué es mi novio, por qué es hombre, por qué dice que me ama… por eso, sólo por eso? no lo entiendo, no me reconozco. La gente dice que en una relación de pareja, siempre uno tiene que ceder y complacer al otro, pero… ¿hasta que punto? Siempre accedes a darme todos los caprichos y, no me has pegado. Con lo bueno que eres conmigo que siempre haces todo lo que te pido, no entiendo como soy tan bruta de a veces dudarlo dándole la vuelta a la tortilla.


Sábado. Yo, como todos los fines de semana, libré, sin embargo tú no. Llegaste a casa, cansado, con ganas de tener sexo conmigo. Después lo pensé y tenías toda la razón, siempre la tienes, yo estaba descansada y quién no debería de tener ganas de nada, hubieses sido tú, sin embargo, llegaste a casa contento, -muy contento- quisiste amarme, pero yo, ¡egoísta de mí que no soy más que una egoísta!, en un principio no quise, pero luego lo comprendí y accedí a tus pretensiones. Reconozco que lo hice desmotivada, me sentí forzada… me sentí mal, verdaderamente mal y no lo niego. Sentí alivio cuándo por fin me libre de tu cuerpo que estaba encima mía, pero a la vez, me sentía sucia muy sucia suicísima, a pesar de que, viendo tu cara de satisfacción, sabía que, me había comportado como una pareja tiene que comportarse. Te duchaste, te vestiste y te fuiste, mientras yo, me quedé en la cama, abrazada a mi almohada y llorando mis penas.


Hoy es Domingo, hoy no me has pegado, hoy he librado. Has estado todo el día –y aún lo estás- durmiendo la borrachera con la que llegaste anoche. Daba pena verte, cuándo tus amigos te tuvieron que traer a casa. No te tenías en píe. –Mírale- me dije, -en el fondo no es más que un infeliz, un miserable, un frustrado de la vida que no me merece-


Hoy… ahora… en este preciso instante… en este momento… ¿sabes? Lo he pensado mejor y creo que aunque soy una afortunada por ser una pluriempleada, prefiero renunciar al trabajo de “feliz” pareja y volver a mi vida de soltera, quedándome con un único sueldo.


Me merezco librar no sólo los domingos. Me merezco librarme de golpes, insultos y vejaciones los siete días de la semana. En el fondo soy cobarde porque aprovecho el momento en el que estás dormido, para irme. Pero me da igual. Se que si lo hiciese delante de ti, me pegarías y me amenazarías como en otras ocasiones. –Si me dejas me vas a conocer, haz lo que te de la gana, pero si me dejas, lo vas a lamentar- observándote y mirándote dormido como un angelito nadie diría que eres el peor de los verdugos. –Hablaré con tu familia para que sepan lo que me haces- Ahora, esas amenazas, me dan risa por lo ridículas que resultan. Es más, me atrevería a retarte e invitarte que hablases con ellos, apuesto que si se enterasen de todo, se enfadarían conmigo… pero se enfadarían conmigo por haber sido tan tonta y no haberte mandado al carajo hace ya tiempo. -¡Diles, cobarde, diles, se valiente por una vez en tu vida y diles, pero diles toda la verdad. Diles lo que hago y diles lo que haces tú. Háblales de tus vejaciones, de tus infidelidades –esas que nunca reconoces obviamente-, de lo mucho que me quieres –porque permíteme dudar que me ames- y lo mal que lo demuestras, de todas las veces que me dijiste que era una gran mujer, habiéndote olvidado de que también me dijiste que era una puta, loca,… ¡diles, diles todo sin obviar nada!. Mi familia me conoce y si se sorprendieran sería de la poca inteligencia y sentido común que he demostrado tener contigo-


Cuídate y no te preocupes, tienes labia suficiente y no te costará encontrar a otra que haga el papel de pareja fiel y abnegada, a la que le demuestres todo lo que la quieres como hiciste conmigo.



= Dedicado a todas esas mujeres que han sido víctimas de la violencia de género y han sido amenazadas, vejadas, humilladas, golpeadas… por un hombre. Para que no lo permitan y les quiten la careta ante los ojos de la sociedad porque, por desgracia, tipos como esos hay muchos y suelen ser, los que nadie menos se lo esperan, porque, de cara a la galería, son los hombres perfectos, los que defienden a las mujeres a ultranza y ante cualquier injusticia, los amorosos, los más cariñosos, los más educados, los cultos…No lo permitan, el hombre que se comporta como un miserable con una mujer o permite que otras personas lo hagan sin poner medios para evitarlo, nunca será un hombre porque nunca ha sido persona. Nunca cambian y si se lo han hecho a otra, cuenta con todas las papeletas de que te lo pueda hacer a ti. “Quién es cerdo morirá marrano”.


Denuncien lo antes posible esas situaciones, denuncien con todos y cada uno de los medios que tengan a su alcancen.


No tengan miedo, el miedo es lo único que detiene al mundo y quién tiene miedo no avanza, quién no avanza, no vive y quién no vive, indiscutiblemente muere.


Como decía el slogan: “Contra la violencia de género, tolerancia cero”.=


Fdo.: Mónica.

12 ago. 2010

Cita

Dicen que no te acostarás sin aprender una cosa más y hoy he aprendido una frase que me ha gustado tanto, que he decidido dejarla reflejada en mi blog. Desconozco el autor pero bueno, la cita es la siguiente:

" Cuándo la vida te niega una cosa... es porque te tiene preparado algo mejor"

23 may. 2010

El viento





Conducía, a solas, por la carretera comarcal con curvas pronunciadas empinada y boca abajo, mientras mis anhelos iban boca arriba, bombardeándome a preguntas, mientras contemplaba a mi paso la vegetación, a ambos lados del camino, tan espectacular con el que cuenta mi ciudad que no deja de envidiar a ninguna otra, y me atormentaban las dudas por saber que me decía el viento que me golpeaba con extrema crueldad sobre mi cara, colándose por las ventanillas de mi coche.


Mientras, escuchaba una vieja canción de Andy&Lucas que me recordaba tanto a ti. Tu, maldito seas, tan vital para mí vida y tan lejos que estás de ella. Sin embargo, mis lágrimas, siempre me impiden ver con claridad que somos polos opuestos, que nuestros mundos, nada tienen que ver, y que tú, jamás quisiste saber de mí… y jamás querrás volver a saber. ¿Tan poco me valoro que me niego admitirlo?


Estoy plenamente segura que sólo el viento tiene la respuesta, aunque esa respuesta, es la que de sobra sé y aún así, me niego a aceptarla. Pero no entiendo el lenguaje indescifrable del viento, ni le veo el rostro, ni se de su color y me siento en desigualdad de condiciones.


No me mereces, me repito cada vez que un por qué se me escapa de mis labios. Nadie sabe, como quisiera que el viento se posicionase de mi parte y se llevase mis penas. Me has mentido, me has negado, no me has querido, me has ignorado y sin embargo, yo vuelvo a morirme en la esperanza absurda que me conduzca a tus brazos entre los que me muero dormirme algún día… y a pesar de todo, me ahoga tu invisible presencia.


Consciente de que la idiotez, se ha debido de apoderar de mi razonamiento haciéndome dueña de lo absurdo, porque pese a que se salta lo improbable, supera lo imposible y va más lejos de lo ridículo, no dejo de pensar en ti y anhelo tus manos sin haberlas tenido y siento tus besos sin haberlos probado y lloro mi insensatez.


Lo único que me consuela, es darme de hostias contra lo inexistente, expulsando mi bilis por mi boca y soltando exabruptos sin sentido.


Y después de descargar mis fuerzas torpemente, concentro mis energías en un punto fijo e intento seguir mi camino permitiendo al viento ser mi brújula mientras, sigo conduciendo y abandono mi ciudad natal.

22 may. 2010

Parte de mí



Yo no se cuales son los motivos por los que escribe la gente pero yo me he dado cuenta, que cuándo más agobiada estoy es cuándo más ganas tengo de evadirme y escribir y no es que la musa o el muso o el orfeón Donostiarra, estén de lo más creativos y sus efectos estén haciendo mella en mí, no, sólo que necesito desconectar y echar fuera mis tonterías, que se yo.


A veces, tengo necesidad de crearme un mundo paralelo de fantasías que se aleja mucho de la realidad porque por una indescriptible cobardía, me da miedo enfrentarme a las cosas.


En la vida, nos guste o no, no siempre nos gusta todo lo que tenemos incluso, lo que queremos, nos cuesta más de lo que esperábamos obtener y no es que yo personalmente ambicione grandes cosas, no es eso, yo creo que me sé adaptar bien a las circunstancias.


No me apego a lo material porque no tengo ningún objeto material de valor pero si me gusta disfrutar los recuerdos, que aunque sean cosas materiales que carezcan de valor en el mercado para mí, sin embargo, gozan de un valor incalculable… al fin y al cabo, forman parte de mí y de la historia, aunque corta, de mi vida.


A veces pienso que soy un bicho raro, una extraña especie en extinción, o que he ido a nacer en una época que se aleja mucho a como es el pensamiento de la gente de mi edad. Yo soy más convencional, más tradicional,….


Creo que no estoy acostumbrada a este mundo de pensamiento tan liberal, egoísta e independiente. Se lo que quiero para mí vida pero creo que no me centro mucho en obtenerlo, debería de esforzarme más y poner más de mí parte, debería de aprender a distinguir lo superfluo y que no me aporta nada e ignorarlo de inmediato, de lo que me interesa realmente.


A veces creo que mi ciudad se me ha quedado pequeña y quiero que la vida me lleve a un pequeño pueblo donde, aunque pequeño tenga grandes cosas que aportarme y me enriquezcan como persona.


Incluso me gustaría tener cerca el mar, e embriagarme de su penetrante olor a salitre. Me encanta el mar quizás porque nunca lo he tenido.


Lo cierto es que, siempre he tenido la extraña sensación de que mi ciudad no está hecha para mí, pero tampoco se donde los devaneos de esta loca e improvisada vida, me va a terminar a llevar, pero lo que tengo claro, es que no quiero estar muy lejos, porque, aunque no me gusta mucho, necesito de vez en cuando mi dosis de asfalto y aroma cosmopolita que sólo aquí puedo obtener.


A veces, me sorprendo observando a esta sociedad y lo que, aparentemente, tiene la gente de bien definidas sus ideas y lo fieles que son a ellas. Aunque, para mí, son marionetas u ovejas que siguen a su pastor fielmente y sin rechistar. Yo no, yo no soy de izquierdas ni de derechas, ni creo que tenga que asemejar mis pensamientos a unos partidos u otros, yo tengo mis pensamientos y que si quieren ellos, digan a quienes son más afines.


Nunca he entendido porqué las campañas electorales se centran en decir lo que ofrecen si se suponen que están para darnos lo que nosotros queremos, ¿no sería más lógico que primero escuchasen a los ciudadanos y luego fuesen sinceros, aunque ya se que la sinceridad en un político es como pedir peras al olmo, y luego decirnos que cosas pueden darnos y cuales no?


Por otro lado, nos tiramos toda la vida queriendo ser originales y sin embargo, nos vemos presos de las modas y si alguien se desvía de esas reglas, le tachamos de raro.


Recibo desde hace tiempo, la revista de voluntarios de mi ciudad. Antes, mientras me tomaba el café, le echaba un vistazo. He leído una frase que me ha gustado: “A veces, olvidamos que todos los seres humanos absolutamente todos podemos recibir pero también todos tenemos capacidad de dar, de ofrecer a la sociedad, de construir y transformar.”


En ocasiones, uno pierde la esperanza por este mundo, mira la televisión y lo único que escucha son casos similares de tragedias, violaciones, robos, crisis, terremotos, violencias…. y piensa que el mundo está corrompido sin solución pero luego, por esas casualidades, llega a sus manos una revista como esta, de casos reales y lee lo que gente anónima hacen por los demás de forma totalmente altruista y entonces, uno vuelve a tener esperanzas por este inhumano mundo.


Quizás es una pena que el gobierno de los países no esté en manos de gente anónima como esas, sería quizás el comienzo de un mundo un poquito aunque sólo sea un poquito, mejor.


En fín.....

Cuéntaselo a él




… Que fácil es pedir perdón

cuando el corazón está sangrando

mi dolor está brotando

y el daño, no vino a colación.

¿Resentida? No lo dudes.


Cuéntaselo a él.

Me mataste a bocajarro

apuñalaste mi alma en exceso

culminaste el acto en un frío beso

y me dejaste, sola,

yaciendo en el barro.

¿Te arrepientes?

Lo pongo en duda.


Cuéntaselo a él.

Te hablo, mírame,

ahora de frente dime

¿no ves a una mujer abatida?.

la tristeza me dificulta ver la salida

y ni por nuestra vida

que crece en mi viente.

¿Me amas? No es necesario.


Cuéntaselo a él.

La punta de tu daga traicionera

desgarró, uno a uno,

mis tejidos musculosos

ahora, reconstruyo mi sinagoga

con solera ensamblándola

en mis tiempos ociosos.

¿Qué quiero que hagas por mí?


Cuéntaselo a mi corazón

Pues no soy yo quién no te perdona

es él, que ha aprendido de la razón.

La luna




La luna me estaba hablando

en la noche dominada

y mi pasión se estaba hallando

oblicuamente cautivada.

Mi ilusión tenía duda

y menguaba por momentos

tu sombra perfilada en Buda n

o cambió un ápice mis lamentos.

Jurabas, en vano,

que me querías

me utilizabas a tu capricho

pues camelás con tus galanterías

y te manejas con un buen dicho.

-Vete lejos vete, bandolero,

no te quiero yo a mi vera,

que el amor que no es sincero

ni para otra yo lo quiera.

- Me quedaré yo con mi amor

mi pasión, mi dicha, dolor y pena

que anclado en tierra con valor

aquí esperaré, paciente, yo en la arena.

¿Existe Dios?




A veces dudo de la existencia de Dios y de que sea cierto que su generosidad sea infinita y me revelo, simulo un pataleo sin sentido y del que lo único que consigo es un desgaste de mis escasas fuerzas, ante hechos como el que hoy, ha sucedido.


Es que no entiendo, de verdad que no entiendo y por más que busco una respuesta mi coeficiente de inteligencia tiene que ser tan escaso que no logro buscarle explicación. Si Dios nos da la vida ¿por qué hay a quién se la quita tan pronto?


Rubén tenía sólo siete añitos de los cuales, tres de ellos se los ha pasado yendo y viniendo al hospital en una lucha constante porque el “bichito” que vivía en su “tripita” se fuese para siempre y le dejase de hacerle tanta “pupa”. Así era como él me lo explicaba a mí, cuándo con tan sólo cuatro años me contaba que hacía allí y desde la perspectiva de un niño que, en realidad, no entiende por qué no puede hacer lo que otros niños de su edad hacen y tiene que adaptarse a las circunstancias que, para él, se han convertido tan habituales.


-¡Hay que sacudirlo antes! _le reclamaba a una estudiante de enfermería en prácticas que le intentaba colocarle el termómetro debajo de su bracito ante la mirada de la joven que se sorprendía al descubrir, como un niño sabía más que ella misma.


- Tienes que comer, cariño _le repetía yo en cada ocasión que le visitaba.


- Es que la comida del hospital está malísima.


- Cuando salgas te voy a invitar a comer una pizza grandísima.


- Siempre me dices lo mismo. _Me decía con su rostro visiblemente entristecido_ Si me muero ¿me echarás de menos?


- Gusi, _ Con ese apelativo, le solía llamar yo cariñosamente porque cuando le conocí, no se despegaba de su muñeco y fiel amigo Gusiluz._ eso no va a suceder ¿de acuerdo? Eso no va a suceder por nada del mundo.


Rara vez se ponía triste y no sería porque no tuviese motivos de peso para ello, pero cuando lo hacía, a mí se me colmaba el pecho de una extraña sensación helada y mi voz se entorpecía a la salida de mi boca desquebrajando el alma en minúsculos pedazos.


En una de las últimas ocasiones, a la salida del turno de Juanjo, uno de los enfermos, y en el trayecto de camino a mi casa en el que se brindó gentilmente a llevarme, me dijo que no le ofreciese falsas esperanzas a Rubén porque los médicos, no contaban con ellas y así se lo habían manifestado a sus padres en la última reunión con ellos.


- ¡¿Qué quieres que haga, que le diga que cuenta con todas las papeletas de que se muera, eso quieres?! Parece mentira que estéis trabajando con enfermos y sin embargo, no demostráis tener corazón y contéis con la sensibilidad en el culo. Hacéis las cosas solo para hacer daño ¿por qué le decís eso a sus padres? Si lo que me estás queriendo decir es que no debo de venir más a verle pues déjalo porque voy a venir cada vez que pueda le guste o le deje de gusta a quién sea.


- Eres testadura y en eso radica tu belleza, no digas cosas que yo no he dicho y que solo están en tu cabeza. Yo encantado de que vengas y que a ser posible, coincida con mi turno pero no ha sido lo que te he dicho. Haces siempre lo que quieres y no atiendes a razones. Y no puedes colarte siempre por las escaleras de emergencia, el hospital tiene unas normas y unas horas de visita para todo el mundo. No puedes hacer lo que te de la gana.


- Conozco este hospital como la palma de mi mano y si yo no cumplo con las horas de visita, te puedo decir muchas normas que os saltáis a la torera los mismos empleados.


- No estás siendo razonable. Yo no puedo taparte como he hecho esta misma noche, ante el médico de guardia, porque estás fuera de las horas de visita. No te debería de haber permitido estar y sin embargo has estado el tiempo que te ha dado la gana.


- Mira Juanjo haz lo que veas conveniente y si tienes que llamar a los guardias de seguridad para que me echen a patadas, hazlo, pero yo voy a seguir colándome por las escaleras de emergencia. - Si no soy yo, será otro, pero nos veremos obligados a avisar.


- Pues hazlo ¿por qué no lo haces? ¡ya estás tardando! Haberlo hecho hoy que igual para mañana ya es tarde.


- Si la situación se sigue repitiendo, nos veremos obligados, entiéndelo.


- Si en vez de ser yo, fuese otra persona, no verías mal que hiciese lo mismo que hago yo ¿verdad?


- No, no es cierto y lo sabes.


- Si, si lo es.


- ¡No entiendes o no quieres entender! Yo soy empleado y tengo unas obligaciones, si hago la vista gorda contigo, otro día vendrá otra persona que hará lo mismo y tendré que volver hacer también, con ella, la vista gorda.


Mi carácter, a veces impulsivo otras fuerte y en otras ocasiones una mezcla de ambas, me estaba haciendo inevitablemente perder la razón y me di cuenta que mi cabezonería me estaba impidiendo ver la realidad y sensatez de sus palabras.


- Perdón. Creo que me he calentado y me estaba poniendo demasiado borde y lo estaba empezando a pagar contigo. Perdóname, se que tu no tienes la culpa, quizás es la situación que me supera. ¿me perdonas Juanjo?


- Cielo, no tengo nada que perdonarte, entiendo los momentos de angustia por los que estás pasando. Yo se el amor que le procesas a Rubén pero no quiero que sufras Pero a ti, si te pilla un vigilante colándote, lo máximo que puede pasarte es que te impida el paso pero si la directora de planta, descubre que te permitimos pasar fuera de horario, nos puede caer un buen rapapolvos y hasta nos podría abrir un expediente disciplinario.


Aparcó el coche a la puerta de la casa de mis padres pero le miré y le dije que ya no vivía allí, así que le indiqué mi residencia actual. Le guié por el camino y esperé a que terminase la canción de Melendi que estaba sonando.


El, me acarició el rostro en forma de consuelo mientras yo, pensaba inevitablemente en Rubén.


Finalizada la canción, abrí la puerta, le di dos besos y me despedí de él.


- ¿No me vas a invitar a subir y nos tomamos unas cervezas?


- No, que no tengo cervezas, yo no bebo y además es tarde. Mejor otro día si quieres te invito a un café.


Se rió con una risa de esas típicas picaronas que se sobre entiende un mensaje subliminal que, la verdad, desconocía el porqué, pero tampoco me interesaba en ese momento ponerme a descifrarlo.


Estoy convencida de que me faltan muchos datos, incógnitas paciencia y sabiduría para entender las amarguras de esta absurda vida.


¡Ay Dios mío, ay Dios mío! Clamaba la tía de Rubén para informarme del fatal desenlace. Recordé las “hermosas” palabras que, hace un tiempo, alguien me dedicó: Espero que Dios te de todo lo que le pidas pero que te lo de al revés.


He tenido que ser hasta el momento una persona peor de lo que yo creía porque estoy cansada de esa puta enfermedad que me persigue como si fuese mi sombra y se ha convertido en mi pesadilla, mi castigo y mi obsesión.

El castillo



Me perdí, entre los recónditos pasillos de aquella fortaleza que me hacían ser infalible e indestructible ante la furia humana desbordada, pero al tiempo, me obligaban a convertirme en princesa prisionera, baja la creada estopa de mi afianzada seguridad.


Jugaba, a patalear sobre las mazmorras, para escuchar las voces desesperadas de los prisioneros y me subía a lo más alto que mis autoridades me permitían, para gritar imaginando que mis voces bien pudieran ser escuchadas, más allá de las grandezas montañas que dibujaban la frontera.


Anhelaba el pueblo y sus risas, su olor tan peculiar, su color y su narcótico misterio que me animaban a permanecer allí.


Extrañaba correr por sus calles, sin ser perseguida por los miedos y observaba desde el castillo los restos que la guerra estaban ocasionando. ¡Amáis esta tierra que la sentís vuestra, lucháis por ella y sin embargo, os empeñáis en seguirla destruyendo incansablemente!


En la torre lateral, esperaba el momento de volver a ser libre porque la libertad estaba lejos de esa amurallada ciudad, monte abajo donde la pobreza era notoria, visible entre las vestiduras roídas de la gente e incluso palpable en las encalladas manos castigadas por la lucha infrahumana y las circunstancias vividas, pero la alegría rebosaba sin cesar por los lugareños de la comarca.


Vi que la verdadera riqueza se encontraba en la libertad y soñé con ser plebeya y construir mi castillo entre las miserias y los escombros de aquella torturada ciudad de la que, lo único que quedaba era, el recuerdo, el irresistible castillo y el nombre.

¿Que fue antes la gallina o el huevo?




¿Qué fue antes, la gallina o el huevo? _ vino a preguntarme Raquelita, sorprendiéndome cuando me encontraba inmersa en la lectura del maravilloso e interesante mundo de los mercados financieros.

Evadí mi mente, de mi divertido quehacer, para centrar mis pensamientos en la pregunta que se me había formulado tan trascendental y de vital importancia para la humanidad.

_¡La gallina!_ afirmé completamente segura de ello y más bien apresurada por quitarme a la niña repelente y pijotera estudiante excelente del colegio privado de las Carmelitas calzadas, con zapatitos de charol, importados de París.

- ¡No! porque la gallina ha salido del huevo.

- ¡Ah! es cierto. Es el huevo. Por favor cierra la puerta al salir Raquel.

- ¡No!

- joder que pesadita eres.

- Has dicho una palabrota, has dicho una palabrota, has dicho una palabrota –repitió como una secuencia incesante que estaba empezando a taladrarme los oídos.

- Vale, vamos hacer un trato, si te explico el origen de la gallina y el huevo despacito y tu me prestas atención ¿luego me dejarás en paz?

- ¡Vale!_ contestó, tomando asiento de inmediato sobre mi cama, cruzando los brazos en plan autoritario y chulesco _ y me regalas el poster del Duque_

- ¡Los cojones te voy a dar! - ¡has dicho una palabrota, has dicho una palabrota, has dicho una palabrota!

- ¡Mejillones, he dicho mejillones, que te voy a dar mejillones para comer, que estás ya un poco “teniente” calla y escucha, que cuanto antes empecemos, antes terminaremos. Cuentan la leyenda, que allá por los años de Matusalén, vivía en su casa y a la hora del almuerzo en la de su vecino, un hombre muy grueso, lo que vulgarmente y en el argot de barrio, se le suele denominar, gordo, que un buen día en un momento quizás de pleno aburrimiento, se tiró un pedo tan estruendoso, que los lugareños se asustaron tanto, que lo identificaron como la señal del fin del mundo. - ¡¡ De donde ha venido eso !! Gritaban. - ¡De allí, de allí, decían señalando la procedencia de aquel sonido y olor algo putrefacto. Miraron, y del lugar solo vieron al gordo. Le preguntaron y él, sin caer en la tartamudez, dijo que estaba pensando en el tentempié tan light que se había tomado al mediodía: dos platitos de fabada, unas lentejitas, algo frías, pero que por no hacerlas el feo se las comió sin rechistar, tres chuletones con una bandejita de metro y medio de patatas, para acompañar más que nada, no porque hubiese ganas, y dos natillas, una de chocolate y la otra de vainilla, porque en la variedad está el gusto. Y se estaba preguntando, que algo le tenía que pasar porque últimamente no tenía casi ni apetito, precisamente, para comer, iba a pasar del primer plato y del postre y solo se iba a tomar una decena, que no docena, de huevitos de avestruz con dos pollos asados, una ración de patatas a la brava y otra de calamares a la romana.

De repente y sin previo aviso, fue cuando aquel impresionante ruido fusionado con el olor salió de sus pantalones. Una vez efectuadas las oportunas aclaraciones, le bajaron los pantalones, sin pedirle antes permiso, les pudo más la curiosidad y el miedo porque se acabase el mundo que la educación y vergüenza, y vieron que de la parte trasera redonda y con una raja vertical no podía haber procedido el ruido y el olor porque la ranura estaba bloqueada de una pasta marrón pegajosa y asquerosa así que, por pura deducción, tenía que ser de la parte delantera.

Analizaron con esmero y cuidado los dos “elementos” que mantenían entre sus manos: el huevo porque el gordo solo contaba con un testículo y la gallina y llegaron a la conclusión que jamás podrían saber de cual de las dos partes había procedido aquello por lo que la eterna pregunta sin respuesta de que es antes la gallina o el huevo, jamás la sabremos y seguirá y seguirá por los siglos de los siglos.

Y ahora vete, salmonete que tengo cosas que hacer Raquel.

Raquel, desvió su mirada hasta el infinito y más allá, al mejor estilo de Buzz Lightyear, como esperando ser abducida o iluminada por una luz divina que le diese la respuesta a la duda que le estaba invadiendo y después de unos eternos segundos y alzándose de la cama donde estaba sentada dijo:

- ¡Un momento! Según la página trescientos diecisiete de mi libro de conocimiento del medio, al órgano sexual masculino se llama pene y no gallina.

- ¡¡Pene, pene!! ¡¡¿Aquí no hay pene que valga, la única Pene es la que está liada con el Car Bardem. Vamos a ver Raquelita ¿a ti que te enseñan en el colegio? Por ejemplo, en clase de Lengua ¿aún no habéis dado los géneros, no sabes distinguir entre el género masculino y el femenino?

- ¡Si, si se!

- ¿seguro?

- ¡Segurísimo!

- Vale, veamos. El femenino de gallo ¿Cuál es?

- ¡Gallina!

- Y el femenino de pollo

- ¡Polla!

- ¡¡ Tienes razón Raquelita, tienes razón. Eso, eso es lo que tenía el gordo entre sus piernas junto con su inmenso huevo !! Por cierto, Raquelita, guapa.

-¿Qué?

- has dicho una palabrota, has dicho una palabrota, has dicho una palabrota.

¡¡Hala maja, que como te oigan las monjas de tu cole ya verás!! Tus padres te llevan a un cole de pago y de monjas para que seas una niña de bien y no una macarra como yo que fue a un colegio público donde solo íbamos los malos del barrio y al que llegamos a crear tan mala fama que con el tiempo le tuvieron que cambiar el nombre, y resulta que dices las mismas palabrotas que digo yo. ¡¡ que vergüenza, que vergüenza, así va el país, que juventud estamos creando, que futuro tan negro menos mal que contamos con el Zp al que echarle la culpa de todo y no hay mal que por bien no venga ¡!!

Como se entere tu padre que has dicho esa palabra tan fea, te va a lavar la boca con lejía y te va a meter en un colegio interna de por vida ¡!

- No le digas nada, por favor, por favor, por favor _me suplicaba la niña con los ojos medio llorosos_

- Vaaaaaaaaaaaale, no le voy a decir nada, si es que soy de blanda oye. Tengo un corazón que no me cabe en el pecho.

Y ahora a comer los mejillones con dos cojones.

- Has dicho… Sin dejarla terminar la frase, me apresuré a echarla una de mis miraditas desafiantes y la dije, señalándola con el dedo y sin pestañear:

- Que he dicho ¡¡¿Qué?!!

- Nada, nada.

Parece mentira que con el paso de los años, aún la amenaza de meter en un colegio interno, siga haciendo los mismos efectos sobre los críos. Las veces que me amenazaron a mí de pequeña, con lo del hombre del saco y con lo del colegio interna por portarme mal y eso que para haber ido a los coles que fui, al final he salido de lo más normal.

23 abr. 2010

Pegaso



Tu presencia y tus cándidas palabras me convirtieron en un hermoso pegaso pero con alas de arcilla que moldeaste a tu antojo sin permitirme mi vuelo alzar.

9 abr. 2010

Me indentifico con Indhira


He echado un vistazo por encima al blog de Indhira y pese a que Arturo es Vasco y a mi los Vascos me encantan, no puedo negar lo evidente y Arturo, podrá alardear de delfín pero como hombre no vale nada, se ha portado como un miserable porque un hombre que se viste por los píes no insulta por nada del mundo, absolutamente por nada, a una mujer, ni permite que ante su presencia la insulten, humillen o la sometan a cualquier tipo de vejación.


Un hombre no es únicamente un delfín, un hombre es algo más. Bajo mi punto de vista, Arturo puede ser un gran amigo, pero como pareja, deja mucho que desear.


Hay cualidades que no se las tienes en cuenta a tus amigos pero que, a la hora de elegir pareja, ya la cosa cambia. Yo en ese aspecto soy muy exigente y se perfectamente que es querer y que es amar.


Amar es una palabra muy grande que no se puede decir a la ligera y quién lo hace, no demuestra ser muy buena persona.


Se es o no se es pero uno no puede ser de una manera y a las espaldas, ser de otra manera totalmente diferente.


Eso es de ser cobardes, egoistas y hasta me atrevería a decir que de malas personas. No se puede un día jurar que te quieren mucho y pedir perdón y al día siguiente, todo lo contrario. Su error fue perdonar olvidándose que quién te la hace una te la hace ciento.


Como Indhira, me siento identificada con la canción "Que nadie calle tu verdad" de Manuel Carrasco y quizás, como Indhira, yo también me debería de hacer un viajecito a la India porque me da a mí que para encarrilar mi vida no me va a valer con un corte de pelo.


Creo que ella como yo, somos unas supervivientes y saldremos de cualquier obstáculo que la vida nos ofrezca. La vida sigue y hay que mirar siempre hacia adelante.


Creo que hay muchas cosas bonitas que la vida nos tiene preparados a cada uno de nosotros y merece la pena disfrutarlos al máximo.

8 abr. 2010

ROSAS BLANCAS


Sin palabras.

Me encantan las rosas

y en especial, las blancas.

Simbolizan principalmente pureza.

Son hermosísimas.


5 abr. 2010

He aprendido....



He aprendido que la vida es muy valiosa para perderla en cosas y pensamientos superfluos que lo único que hacen es turbiar nuestra paz y calma.

Quién no nos valora es que no nos merece, nos tenemos que querer a nosotros mismos para que los demás nos quieran y si no nos quieren tal y como somos, es que ni merecen la pena, ni nunca merecieron la pena.

A veces nos hacen daño, ya sea de forma voluntaria o involuntaria, pero si es por alguién a quién apreciamos el daño es mayor, y sea como sea, el caso es que para compensar ese daño, el ser humano necesita devolver el "golpe" a pesar de que el daño ya ha sido hecho y no se puede volver hacia atrás y cuando devolvemos ese daño con premeditación y alevosia, se torna en venganza, que no es buena, quizás no lo sea, si nos paramos a pensar en lo que nos indica la ética, la moral, las creencias, etc seguro que nos dicen que estamos haciendo un mal porque mal con mal no se puede pagar.

De todos modos, lo mejor es hacer borrón y cuenta nueva, y seguir, porque al fin y al cabo, la vida temrina poniendo a cada uno en su sitio y quién hace daño, tarde o temprano lo pagará. El mal siempre termina cayendo por su propio peso, eso es inevitable.

El perdón es una palabra con la que a primera vista, parece que se arregla todo y se sana sin ningún problema pero no lo es así, no siempre vale con un perdón. Las cosas no hay que decirlas hay que demostrarlas.

Para no tener que recoger la "basura" esparcida, mejor no la esparzas porque luego no siempre se puede llegar a recoger toda.

El golpe duele pero cuando se va el dolor, se olvida el golpe pero la palabra dicha jamás vuelve hacia atrás. La palabra hiere el alma. Si no quieres que los demás te hieran, evita herir a los demás.

19 mar. 2010

Nunca más


Le temía, jamás hubiese pensado, que le pudiese llegar a temer de aquel modo enfermizo y ese mismo temor, le condujo al odio; le odiaba, un odio feroz e indomable que la concomía, hasta el punto de obsesionarse, sin tregua, por escapar.


Quería escapar de las garras de su verdugo, pensaba en ello, mientras, llorando, tenía puesta su mirada en la colección de partes de lesiones que coleccionaba y guardaba en el cajón de su mesilla de noche y que, en ese momento, tenía en su mano derecha, mientras, con la otra, se atusaba, con templanza, su largo y rizado cabello cobrizo.


Él siempre, intentaba y prometía enmendar sus acciones, colmándola de regalos pero, esta vez, sería diferente. Su instinto femenino, no dudó en vociferar lo que, con probabilidad ocurriría, si no rompía con sus miedos, sin miramientos, ante ese visualizado más que algoritmo repetitivo y macabro al que su verdugo la tenía sometida, y ella, sumisa y metida en su papel de lleno y más que aceptado, de mártir, tenía que padecer.


El escorzo de su miedo, sin embargo, le condujo hacía la puerta de su casa, donde, durante unos segundos, esperó, pensativa pero, después, no dudó en no echar la vista atrás y salio a la calle, en medio de la noche, sin rumbo fijo y en zapatillas y con la bata puesta, pero segura, muy segura de sí misma, porque sabía que estaba en el camino correcto hacía el encuentro de su dignidad perdida.

11 mar. 2010

¡¡ wowwwwwww !!!!



Me siento ciudadana del mundo: Mi blog sin conocerle nadie, resulta que le conoce ya medio mundo... y al otro mundo le queda ya un telediario: España, Estados Unidos, Argentina, Venezuela, Perú, Colombia, Chile... ya visitaron mi rinconcito, ¿y tú a que esperas?

3 mar. 2010

Arquímedes


- Arquímedes -




Entendió las nuevas modificaciones del principio de Arquímedes gracias a las explicaciones prácticas de su marido el profesor: Todo cuerpo golpeado experimenta un temblor igual a la fuerza del miedo provocado por dicho golpe.

28 feb. 2010

Chile


Cuando aún no nos hemos recuperado de la catástrofe ocurrida en Haiti, resulta que hoy nos hemos despertado con la triste noticia de otro terremoto de 8.8 en la escala Richter en Chile. ¡Una pasada !


La madre naturaleza nos está mandando una señal o simplemente nos está dando una lección por no saberla cuidar como deberíamos.


La verdad que es triste que sucedan acontecimientos como estos ante los que el hombre se siente indefenso y por si fuese poco, siempre son los países más pobres los que peor parados resultan. Es triste e incomprensible.

25 feb. 2010

Sacamantecanieves y los siete buhonanitos



* Dedicado con mucho cariño a mis compis de una página literaria. (búho)


_ Sacamantecanieves y los siete buhonanitos_


En un país por allá por lo lejos vivía una muy guapa aunque un poco “tocapelotas” princesita llamada Sacamantecanieves que tenía una madrastra altamente vanidosa llamada Gominola.


Todas las mañanas, la madrastra, al levantarse y justo después de tomarse sus pastillas para el reuma, la artritis, la ciática y el mal aliento, ponerse sus cremas hidratantes y rejuvenedoras , quitarse la redecilla del pelo y los rulos, tomarse un desayuno ligero que consistía en tres magdalenas, un croissant con nata, una tostada con mermelada de fresa y mantequilla y el café con leche sin azucar pero eso si, con dos sacarinas por aquello de guardar la línea; se apresuraba a mirarse al espejo para formularle la rutinaria pregunta:


- ¡Oh espejito espejito quién del reino de Buholandia y de todos los reinos es la más hermosa?


- ¡Tú eres la más hermosa del mundo, no hay nadie que supere ni siquiera iguale tu belleza!


Todos los días y durante mucho muchísimos años, se repetía cada mañana el mismo ritual hasta que un buen día, al formular la malvada Gominola la pregunta a su espejo, este le respondío:


- Mi reina, la más hermosa en el mundo es Sacamantecanieves.


La reina, presa de la furía, mandó llamar a un cazador.


- Eomund, Eomund, ven de inmediato a mis aposentos que te tengo preparado un trabajo para ti.


- Dígame mi reina ¿en que le puedo ser util? Ya sabe que en mi caso no es cierto eso de que un hombre no sabe hacer dos cosas a la vez, yo, pese a ser hombre sirvo lo mismo para un roto que para un descosido y lo mismo soy administrador de una página como se cocinar, fregar, planchar, cazar que es como me gano el pan de cada día, y servir a usted, mi majestad.


- ¡Anda, anda deja la pelotería para otro momento que no tengo el Chichi pa’farolillos y presta atención!. Coge tu rifle y unos cuantos cartuchos, llévate a Scamantecanieves al bosque inaccesible que está pasada la montaña y allí, mátala.


- ¡¿Al bosque, ese que dicen que es encantado porque quién ha osado introducirse en el por la noche jamás ha vuelto?!


- Si, a ese mismo.


- ¡¿Ese que se encuentra allá a lo lejos pasadas las montañas?!


- Si, ese mismo.


- ¡¿Ese al que cuentan que a los niños que son malos les van a llevar allí para que se los coman con patatas el diablo de Tasmanía y la bruja Avería que anda por allí?!


- Que si pesado que si, que te lleves a Sacamantecanieves a ese bosque y la mates.


- Bueno, bueno, pero una cosa: Que venga conmigo Lilyjalille, Alitas_Allie, crazygrave y Rowena para que durante el camino me den conversación.


- ¡No me seas cagao’, vete tú sólo y hazlo si quieres de día que no habrá peligro!Ah! y como me da a mí que serás muy cazador y muy administrador de una portal literario pero también eres un cobarde, como muestra de que has cumplido el trabajo que te he propuesto, me tienes que traer su corazón como prueba.


- Pero su majestad ¿no se fía de mí y no le vale con mi palabra?


- No cobardica no. Quiero que la mates y me traigas su corazón. Venga majo, arreando que es gerundio.


A la mañana siguiente, el cazador cogió de la mano a Sacamantecanieves y la llevó al bosque y cuando se dispusó a matarla la princesita se giró y con cara de cordera degollada le dijo:


- No me mates Eo no me mates que yo se que en el fondo tú me quieres y apelo a tu inconsciente y a ese pedazo torpedo de corazón que tienes que no te cabe en el Pechopalomo para que te apiades de mí y me dejes libre. No me mates, que sabes que yo no soy mala, soy tocapelotas pero nada, cosa de poco, lo justito para que Asertorio se enfade pero no lo suficiente como para que se le hicnche un poquito la vena aorta del cuello me insulte un poquillo, sólo un poquillo, le banees y hasta la próxima semana. Si sabes que yo sin mi Asertorín no podría vivir, si es que le quiero tanto…. Por el daría un huevo tuyo y todo


- ¿¿un huevo mío??


- ¡¡Hombre claro!! No va a ser un huevo mío ¡¡ yo soy toda una señorita y de esas cosas no uso!!Además si me dejas libre soy capaz de convencerle a ginebra para que se pase al vodka o al tinto con gas y organizo una quedada con Sexyboy, observador y Alter- Ego


- Bueno y dejas de discutir con Pati y Hoygan


- Eh! no abuses de tu poder eh no abuses no sea que se me escape y confiese que usas peluquín y que eres un facha retrogrado camuflado de la vieja ausanza.


- ¿Qué soy un que de que??? ay Sacamantecanieves, no hay quién pueda contigo ¡eres incorregible! Ni estando casi en el corredor de la muerte eres capaz de bajarte del burro.


- Siii una es así, genio y figura…. - anda vete corriendo de aquí y que te vaya bien ya me encagaré yo de matar un jabalí y hacer pasar su corazón por el tuyo ante los ojos de tu madastra. Anda corre corre antes de que me arrepienta, ¡¡corre!!


- Ey sin achuchar y sin prisas eh SIN-PRI-SAS! Que no se te olvide dar recuerdos al Asertorín cuando le veas. ¡Hala majete que tu la caces bien! Por cierto que hambre me ha entrado así de repente, me tomaría un buen plato de Fabada de los que hacía mi abuela ¿no tendrás nada por ahí entre los bolsillos para picar?


- No la verdad que no


- No te da vergüenza. Me haces madrugar, me traes al bosque, me quieres matar ¿y ni siquiera tienes la delicadeza de traer algo de comida para ofrecerme?


- Es que… bueno.. es que yo…. pensaba que…


- Pensaba, pensaba ¿pero tu que vas a pensar? ¡Zopenco!


- ¡Saca, zopenco es un insulto y está totalmente prohibido insultar!


- ¡Zopenco es el masculino de Zopenca, lo mismo que zorro es el masculino de zorra! ¿donde está el insulto? Al menos me pedirás perdón ¿no? Me insultas, no me das comida…. ¡Esto es una clara muestra de abuso de poder y violencia de género!


- Bueno, por aquí hay muchos árboles con frutas. Coge un par de ellas que estén a tu alcance, comételas y así matas al gusanillo.


- ¡Pero tu que tirria has cogido con eso de matar, primero me quieres matar a mí, luego al gusanillo… el caso es cargarse a alguien no?!


- No mujer pero si tienes hambre, coge una fruta de los árboles.


- si hombre si, para que me envenene, me muera y no despierte hasta pasado cien años y eso si aparece un príncipe que me de un beso ¡Pero tu en que “cuento” vives!


- Pero Saca… es que… - anda vete de nuevo al palacio que al final me vas hacer enfadar pero antes acuérdate de matar a un jabalí y sacarle el corazón que si no te lo recuerdo fijo que te vas con las manos vacías. Si es que está visto que una tiene que estar en todo.


Sacamantecanieves se fue y anduvo sola por el bosque hasta que llegada ya la noche, vió a lo lejos una casita. Invadida por el sueño y el cansancio, no dudo en dirigirse hacía ella. Llamó a la puerta pero nadie la contestaba sin embargo al ver que estaba abierta, entró. Dentro encontró unos muebles muy pequeñitos, en la mesa pequeñita siete platitos con sus respectivos cubiertitos al lado y cuando entró a la habitación, vió siete camitas. Como estaba muy cansada se tumbó en ellas, quedándose de inmeditado dormida. Al rato llegaron los siete enanitos, dueños de la casita y al entrar en la habitación, vieron a Saca dormidita


Cuando Sacamantecanieves despertó, los enanitos la bombardearon a preguntas:


- ¡¡¡ ¿quién eres? ¿de donde has salido? ¿Cómo has llegado a nuestra casita?....!!!


- Pues soy… he salido de… pero bueno vamos a ver tíos ¿a vosotros nunca os contaron de pequeños… es decir, cuando eráis más pequeños… es decir, de edad, el cuento de Blancanieves? Pues esto es lo mismo pero con ciertas variaciones sin importancia. ¡¿Para que me estais haciendo gastar saliva si ya os sabéis el cuento?! pesaos’ que sois todos los hombres unos pesaos’ y luego encima quién tiene la fama de cotillas, somos las mujeres. De mí ya sabeís todo lo que teníais que saber así que ahora, hablemos de vosotros y contadme cositas vuestras. Por lo que veo, vivís aquí los siete solitos y ninguno teneis novia, no? Pues muy mal, a eso tenemos que ponerle una solución. ¿Conoceis la película de siete novias para siete enanos? Pues esa peli la voy a convertir yo en realidad, de eso me voy a encargar como pago y modo de agradecimiento por ofrecerme comida y alojamiento. Asi que, a partir de mañana, vamos a poner carteles con vuestras fotos por todos los sitios, vamos a organizar una cabalgata de solteros por todos los pueblos de la comarca y también os voy a llevar al programa de “Busco pareja” de Antena 3 presentado por el portero más guapo del mundo: Iker Casillas.


A la mañana siguiente, los enanitos se fueron a los pueblos de los alrededores a pegar carteles para que las mozas solteras y en edad de merecer, supiesen que buscaban pareja y, de ese modo, la que estuviese interesada, se pudiese poner en contacto con ellos.


Mientras, Sacamantecanieves se quedó en casa limpiando y buscando otros modos para que lograr que los enanitos encontrasen pareja.


De repente, alguien llamó a la puerta y ella creyendo que se trataba de alguna moza que venía a conocer a alguno de los enanitos, abrió y se encontró a una señora anciana que llevaba una cestita con diversas cosas:


- Hola, Buenos Días bella señorita voy de casa en casa haciendo publicidad de mis productos que en breve pondremos a la venta en la tienda que estamos terminando de construir y por eso te queria ofrecer un donuts relleno de crema y chocolate negro y cubierto de chocolate blanco y confituras para que lo pruebes.


- Uy Muchísimas Gracias, pero es que estoy a dieta.


- Me cago en toas’ sus muelas _pensó la anciana pero no lo dijo_ Bueno, también te puedo ofrecer una manzana que es nutritiva tiene muchas vitaminas y no hará que engordes.


- Ah bueno eso se lo agradezco.


Sacamantecanieves aceptó la manzana y al primer mordisco, cayó rendida al suelo y cuando llegaron los enanitos, se encontraron con todo el percal.


Los enanitos, creyendo que había fallecido, la preparando una urna de cristal donde la metieron y la pusieron en medio del bosque para que todos los animalitos, la pudieron dar la última despedida.


En ese momento apareció el príncipe Elturiferario montado en su caballo blanco que viniendo de bonanza y al ver a la princesa en la urna, sintió un inesperado deseo por comerle los morritos pero supo desviar sus impulsos de forma caballerosa y le dio un piquito en los labios que hizo despertar de su letargo a la princesa Sacamentacanieves porque aquel beso casto y puro era de verdadero amor.


Sacamantecanieves, al abrir los ojos y ver allí al elegante y guapo príncipe dijo, mirándole a los ojos y con una voz agradable y que tanto la caracterizaba:


- ¡Pedazo gilipollas, vaya mierda de beso que me has dao’ ven pa’ca so’mamón que te voy a enseñar yo a ti lo que es un beso para que sepas que la Española cuando besa es que besa de verdad y a ninguna nos interesa besar por frivolidad.


Enganchó al apuesto príncipe y le comió los morros pero bien comidos logrando incluso que al guapo pero tímido príncipe se le cayesen de repente los gayumbos al suelo y cuando por fín despegaron sus labios Elturiferario le dijo:


- Jjjjjjjitana jjjitana tu me quieres jjjjjitana


- ¿Qué si yo te quiero? ¿yo? ¡yo soy esa, al que ninguno le interesa pero a ti te pongo la minga tiesa!¡Vaya que si te quiero, lo mismo que tu a mi chatín!


- Entonces decidido. Móntate en mi caballo conmigo y vamos a buscar al Padre Apeles para que nos celebre un bodorrio por todo lo grande y que dure nuestra boda más días que la del Farruquito.


Entonces Sacamantecanieves y Elturiferario se casaron un Domingo del mes de Mayo, echaron a la malvada Gominola del palacio, fueron felices, comieron muchas perdices y colorín colorado este cuento se acabado.


- ¡¡Un momento monina!!_dijo Sacamantecanieves a la escritora del presente cuento, es decir, a una servidora_ que te has olvidado de los enanitos y sus respectivas parejas, tonta de capirote.


- Ah si es cierto Saca, perdóname pero es que ya estoy cansada de escribir, es tarde y me quiero ir a sobar ya ¿lo dejamos para el próximo cuento? _contestó Sarmónica.


- ¡No monina no, las cosas se hacen bien o no se hacen! ¡No haber empezado tía lista!


- Vaaaaaaaaale, vale, voy a ver con quién caso a los enanitos de las narices.


Nota de Redacción: Debido a la insistencia de la protagonista del cuento, es decir, Sacamantecanieves, la escritora Sarmónica, osea “la moi” decide continuar con el cuento y terminar emparejando a los enanitos. ¡Vamos allá!


Los enanitos, gracias a la ayuda inestimable de Sacamantecanieves, lograron encontrar todos ellos pareja en breve, justo después de haber contraido matrimonio Scamantecanieves y Elturiferario y de haber regresado de luna de miel de las Malvinas.


Asi fue como Non_servium conoció a Merlinaa por interconferencia, rayos uva y directamente con frecuencias emitidas hasta Venezuela. La chica vino, con permiso de turista fechado y firmado por Chavez para conocer a su amado Non. Merli, al principio se llevó una desilusión porque el chico muy musculitos ya era, pero eso sí, al comerla los morritos, la chica se quedó con ganas de más sin embargo, cuenta la leyenda y los cotillas que debajó del balcón de la alcoba estaban el día de actos, que la noche de bodas se pudo escuchar fuegos artifiales y a la mañana siguiente, Merlinaa estaba contenta y alegre con Non a su lado. ¡Si es que el macho ibérico, es el macho ibérico!


Serpico se fue allá por los mares del Atlántico con Pez burbuja. Encontró la sonrisa de los peces y descubrió que los peces jamás lloran porque saben que siempre tienen a un Serpico esperándole con los brazos abiertos.


Orson le cantó a medialuna esa de Sevilla tiene un color especial y se la llevó a su querida y maravillosa isla encantada donde la fiesta y el cachondeo se respira incesantemente todos los días.


Yim-Polilla fue a Argentina en busca de su Lunaroja para tomar mate bajo la luz de la luna con la canción de Gloria Steffan de fondo.


Jorge_o_Martinez, un hombre tremendamente diplómatico se fue, a tomar un café con us íntimos amigos Zapatero y Rajoy pero de repente, la llamada del amor hizo que les dejase con la palabra en la boca para salir en busca de su queridísima Floresazules.


Fran2 en forma de poemas alcanzó camelar a Erina que acudió corriendo a sus brazos al ritmo de Ricky Martin y su canción un, dos, tres un pasito pa’lante Erina


Ares_ vió como su vida dió un giro de 180º hasta el punto que se volvió de izquierdas y le dio por aprender catalán y todo porque se enamoró de Lottie ¡es lo que hace el amor!


Y así estaban los enanitos con sus parejas y Sacamantecanieves con Elturiferario viviendo todos juntos en el palacio siendo muy felices y esa felicidad se vió incrementada por la llegada de…. ¡un bebé! Que noooooooooo que es broma, que fue porque un buen día llegó una chica guapísima e inteligentísima llamada Sarmónica de la que se enamoró hasta las trancas el príncipe y primo del Elturiferario llamado Barbired, alías el tío güeno, que por falta de espacio en el palacio, se fueron a vivir al castillo que estaba justamente al lado y allí, a los pocos días de instalarse, contrató a Gominola de asesora matrimonial que, después de ser una malvada madrastra, ingresó en el convento de las Carmelitas Descalzas, donde hizo muy buenas migas con el ovispo Sotavento.


Ambos colgaron los hábitos y montaron una agencia matimonial donde, además de buscar pareja, asesoraban y orientaban a todos los que allí iban. ¡¡ Y ahora sí….. colorín colorado este cuento de una puta vez ya se ha acabado !!

20 feb. 2010

VIDA


Sin duda, no hay nada más bonito que la llegada de una nueva vida al mundo. El nacimiento de una criatura es el acto más maravilloso e increible de la naturaleza ante el que el hombre no deja de asombrarse. Es indescriptible.

17 feb. 2010

= CASTA =

Casta entró en el programa
en busca del amor
y se encontró con un muro
que enfrió su pasión.
Su imagen era de caballero
de los que ya casi no quedan
y efectivamente así fue
ganó a todos los que allí eran
Era el hombre ideal
moreno, alto y buen mozo
sus raíces le abanderaban
por ser de Cantabria y del Norte
que como estirpe y estigma
en su actitud hace soporte
Salió por la puerta grande
teniendo claro lo que pensaba
y creyendo a píes juntillas
que fuera lo encontraba.
Se equivocó de mujer
el físico le deslumbró
pero más importa el fondo
y por eso rectificó.
Realmente buscamos todos
son unos ojos sinceros
eso es el verdadero amor
el resto son puros camelos.
Vino en busca mía
un día de buena mañana
y le dije que para mí era tarde
que se fuese con su hermana.
Y aunque el chico esta bueno
una tiene su dignidad
no soy segundo plato de nadie
y gozo de mi libertad.

10 ene. 2010

Deseo



Desearía volver al norte y perderme por el casco viejo de la ciudad de su mano bajo la intensa lluvia que azotaba en aquellos nostálgicos días y sentir que, pese a la realidad inevitable, la distancia por unos días no es un impedimento para nosotros.


Desearía volver a sentir el suave frescor del dulce sabor de sus labios y que sus brazos fuertes y robustos como un roble se convirtiesen en el manto de mi cuerpo como sábanas de seda, protegiéndome al tiempo que, sin poderlo yo percibir, fuese indiscutiblemente el dueño y señor de la fierecilla indomable que habita en mí y que en el fondo no deja de ser un animal desvalido y temeroso que intenta resguardarse de los posibles golpes que le pudieran dar y de los que la vida, tan enseñada la han tenido.


Desearía poder sentir con sus besos la sensación de la pasión que como mujer puedo llegar hacer despertar y atraer sus deseos mortales acallando de un golpe certero mis miedos e inseguridades y esa afirmación catastrófica e imperativa de fracaso que en mi pensamiento perdura y que me hace tener siempre en píe de guerra mis armas y mis barreras sin dejar que retire de mi rostro fértil la armadura que hace tiempo me construí de acero indestructible.


Desearía que me hiciese volver a creer en el hombre, como hombre, y no como amigo pero no con palabras sino con la voz de tus norteñas manos dibujando tus verdades en mi cuerpo como estigma impregnado a mi piel y que quedase como prueba de amor certero ante el juez que dictamine que el efecto de jugar con los sentimientos es causa de pena de muerte para quién los provocó y para quién sus sentimientos, no siendo correspondidos, le han asfixiado hasta matarle.


Porque si me dan a elegir, no deseo morir de amor sino que deseo morir contigo y con tu amor.

6 ene. 2010

= FELIZ 2010 =


Pues si, ya estamos en el 2010 y es que el tiempo pasa volando. Recuerdo como si hubiese sido ayer cuando todos temíamos al 2000.


Pensábamos, tontos de nosotros, que supondría el fin del mundo, pero no, el fin del mundo no ha llegado y la vida sigue, sigue con sus pros y sus contras y siempre hay que mirar hacia adelante porque para atrás ni para coger impulso.


La vida es sólo una y todo lo que sucede en ella, tanto bueno como malo, son experiencias y siempre suceden por algo.


Feliz 2010 y Dios quiera que todo lo que en este recién estrenado año me tenga que suceder sean cosas maravillosas y positivas que me permitan crecer como persona.


Yo también estoy dispuesta por poner todo de mi parte para que eso sea así y no voy a desperdiciar ni tan sólo un segundo para que no suceda porque el destino depende de nuestras circunstancias pero también depende de nosotros mismos.