26 nov. 2009

- Te doy mis ojos -




La película, Te doy mis ojos, me encantó cuando la ví por vez primera.


Refleja, de forma muy light a mi entender porque por desgracía no todas las mujeres que sufren violencia puede escapar de las garras de su maltratador, lo que es la violencia de género.


Lamentablemente, cuando una mujer está sometida a la autoridad de un hombre, no es consciente de la realidad y piensa, ingenuamente, que todo va a cambiar pero no es así, jamás cambian, al contrario, a medida que pasa el tiempo, el hombre impone su poder sobre la mujer anulándole por completo su personalidad. Eso no puede permitirlo por nada del mundo una mujer.


Una mujer, ante todo tiene que tener su propia y única personalidad y la opinión del hombre, tiene que ser complementaria pero jamás tiene que prevalecer a los deseos de ella.


Lo que hay tener siempre muy claro, que no es lo mismo querer que poseer. Quién te quiere no te impone sus deseos, ni te maneja a su antojo, ni te insulta, ni te humilla, ni por supuesto permite que lo hagan otras personas porque no está sólo quién insulta también el que no insulta pero no hace nada para que otras personas no lo hagan, .....


Quién te quiere no te jode ni permite por nada del mundo que te jodan. Quién te quiere no lo dice, lo demuestra porque las palabras se las lleva el viento y lo que importan son los hechos y por tus hechos serás juzgado.


Los hechos de una persona, la delatan y la definen inevitablemente. Si ves la barba de tu vecino pelar pon la tuya a remojar, es decir, si un hombre ha maltratado a una mujer en alguna ocasión, ¿quién te dice que contigo no lo vaya hacer tarde o temprano?.


Lo mismo que quién ha sido infiel alguna vez, si se lo ha sido a su anterior pareja, cuenta que tiene todas las papeletas para que contigo también pueda serlo.


Yo hay cosas que permito que las haga un amigo pero, que tengo muy en cuenta si las ha hecho en el caso de que pudiera convertirse en mi pareja. Si mi amigo ha sido infiel en alguna ocasión a su pareja, seguirá siendo mi amigo pero jamás podrá ser mi pareja porque si ya ha sido infiel una vez ¿quién me asegura que no lo vaya a ser alguna vez conmigo? pero lo que jamás acepto ni a un amigo ni menos aún a una pareja, es que sea un maltratador.


Contra el maltrato: Tolerancia cero.


La gente que ve el problema desde fuera siempre dice ¿por qué lo permite? ¿por qué le perdona? pero es que es muy fácil ver los toros desde la barrera y juzgar y lanzar juicios de valor, lo sabemos hacer todos pero lo único cierto es que siempre hay un denominador común y es que la persona maltratada siempre piensa que el maltratador va a cambiar, está convencido que va a ser así y que cuando le pide perdón, lo está diciendo porque sale del corazón pero no es cierto, quién realmente siente un perdón no lo dice, lo demuestra.


http://www.edualter.org/material/cineiddssrr/ojos.htm

25 nov. 2009

- Un burka por amor -

He estado viendo la película -Un burka por amor- basada en un hecho real. el próximo martes, continuará. Yo me compré hace tiempo el libro, escrito por Reyes Monfortes, la perodista que, atendió en un programa de radio a la protagonista de la historia y que la ayudó a salir de aquel sub-mundo en el que esa chica estaba atrapada.

Por mucho que digan, la diferencia de culturas en una pareja, es un tema serio. Tarde o temprano, se nota, y se refleja en el comportamiento de cada uno y tiende a mermar la relación. Es inevitable y es así. Uno no puede enamorarse con el corazón, tiene que hacerlo con la razón, suena frío pero tiene que ser así. Por algo dicen que hay cosas del corazón que la razón no entiende y es cierto. Si las acciones que nos marca el corazón no van de la mano de los que dice la razón, siempre, tarde o temprano, terminará ganando la razón y el corazón es el que saldrá perjudicado.

El amor, a la larga, no deja de ser otro negocio que como tal, hay que pensar muy bien para que no te salga mal. En toda operación empresarial, quién no arriesga no gana pero uno no puede tirarse a la piscina sin saber si hay agua o no, digamos que hay que ser valiente pero no tonto y por ende, hay que ir con "píes de plomo" y me explico: hay cosas que las hace un amigo y no pasa nada, porque seguirá siendo tu amigo pero para ser tu pareja, la cosa cambia, es decir, yo hay cosas que si se de una persona no podría aceptarla de pareja aunque eso no quita para que sea mi amigo. Si un chico me dice que a su anterior pareja le ha sido infiel aunque solo hubiese ocurrido una sola vez en la vida, da igual, pero ya fue infiel, ¿quién me asegura que si fuese mi pareja no me lo haría a mí también?. Para mí la base de una pareja es la confianza y si aparece la nube de la desconfianza, por muy pequeña que está sea, yo ya no podría, no puedo estar viviendo desconfiando de mi pareja, no puedo, creo que eso te llega a concomer de tal forma que terminas viviendo sólo y para pensar que está haciendo a cada rato tu pareja y eso no es sano puede llegar a ser obsesivo y la obsesión puede llegar a ser enfermiza.

En definitiva, que el amor, es otro enigma o ciencia que, al contrario de las matemáticas, no es una ciencia exacta.

El amor es un negocio muy importante por lo que no hay que utilizar esa palabra a la ligera y quién la usa sin ser cierta, debería de ser encarcelado/-a o eso, o es que lo dice, sin medir las palabras y confunde el amar con el querer, que parece a priori ser lo mismo, pero en absoluto es lo mismo. Amar se ama solo y únicamente a una persona, querer se quiere a mucha gente, la intensidad puede ser diferente pero el concepto será el mismo, sin embargo, para amar no hay variedad.

22 nov. 2009

_El suicidio_

El suicidio es un tema muy serio que no se debería de tratarse a la ligera ni mucho menos frivolizar con el tema.

La gente que llega a esa decisión, es por algo, dudo que nadie que decida tomar esa determinación lo haga de forma precipitada o se levante un buen día y diga hoy voy a comprar el periódico, luego voy a ver la tele y después de fumarme un cigarrito me voy a suicidar, más bien es un cúmulo de situaciones desagradables que logran llevar al abismo de la desesperación sin encontrar salida alguna.
No tiene nada que ver con el poder adquisitivo de una persona, más bien, es un estado anímico insatisfactorio.

Quién se suicida, no lo dice, más bien sus acciones y su estado de ánimo apagado y depresivo es lo que indica a los demás que si no es un día es otro, podría llevarle a realizar ese acto radical.

Yo no creo que quién se suicida sea un valiente ni tampoco un cobarde, para empezar yo no soy nadie para juzgar a los demás y menos sus actos por muy radicales o extravagantes que a priori me parezcan. Si lo han hecho, sus motivos habrán tenido. En todo caso, me juzgaría a mí misma por no haber sido capaz de enseñar a esa persona una salida para todo problema. Siempre hay una solución para todo problema, siempre, aunque en un principio creamos que todo es negro y que la luz brilla por su ausencia, lo cierto es que siempre, hay solución y lo único que no tiene solución posible es la muerte.

- Nadie -

NADIE de Manuel Carrasco.

Empezaron los problemas
se engancho a la pena
se aferro a la soledad
ya no mira las estrellas
mira sus ojeras
cansada de pelear.

Olvidandose de todo
busca algun modo
de encontrar su libertad
el cerrojo que le aprieta
le pone cadenas
y nunca descansa en paz
y tu dignidad se a quedado esperando a que vuelvas

Estribillo

Que nadie calle tu verdad
que nadie te ahogue el corazon
que nadie te haga mas llorar
hundiendote en silencio
que nadie te obligue a morir
cortando tu alas al volar
que vuelvan tus ganas de vivir

En el tunel del espanto
todo se hace largo
cuando se iluminara
amarrado a su destino
va sin ser testigo
de tu lento caminar

Tienen hambre sus latidos
pero son sumisos
y suenan a su compas
la alegria traicionera
le cierra la puerta
o se sienta en su sofa
y tu dignidad se a quedado esperando a que vuelva

Estribillo

Que nadie calle tu verdad
que nadie te ahogue el corazon
que nadie te haga mas llorar
mintiendote en silencio
que nadie te obligue a morir
cortando tus alas al volar
que vuelvan tus ganas de vivir

Que nadie calle tu verdad
que nadie te ahogue el corazon
que nadie te haga mas llorar
hundiendote en silencio
que nadie te obligue a morir
cortando tus alas al volar
que vuelvan tus ganas de vivir...


-------------------------------------------------------------------------------------------------

Esta canción me gusta mucho. No se, me siento identificada con ella, quizás sea cierto eso que dicen que todas las canciones nos recuerdan a algo porque en el fondo, no hay nada en el mundo que no esté inventado.
Lo cierto es que es preciosa y Manuel Carrasco es un niño muy mono que tiene una carita de muy buena persona y que se nota que el éxito, no se le ha subido a la cabeza y eso está bien, uno tiene que ser humilde siempre aunque también es importante que la gente que te rodea y te quiere te sepa decir las cosas correctas aunque en un primer momento puedan doler o molestar pero es importante tener los píes sobre el suelo.
Esta tarde, no ha sido que digamos una buena tarde y la verdad que me siento culpable. Me siento culpable porque no he cumplido mi "planning" porque he perdido toda la puta tarde con la descarga de las narices para al final, nada y joer si fuese sobrada de tiempo, pues todavía, pero es que resulta y sucede que no es el caso, al contrario, tiempo precisamente es del que menos dispongo.
Por si fuese poco, he hablado con alguién, ¡¿que más con quién?! el caso es que me he sentido al final como si fuese un lobo con piel de cordero, como si fuese la peor persona del mundo. Me he sentido fatal la verdad. Cuando a una persona la están venga y venga y venga diciendo tu piensas esto, tú piensas esto y tú piensas esto, al final, resulta que dices: sí, yo pienso justamente eso pero no porque lo pienses sino porque te lo han metido por los ojos a toda costa y de verdad, no estoy para que me digan lo que tengo que pensar cuando ni siquiera yo misma se ni lo que pienso. Soy muy influenciable en ese aspecto o quizás es que no me gusta que me digan ciertas verdades que yo misma no quiero ni admitir. ¡que se yo! yo solo quiero centrarme en una única cosa y punto, del resto paso.