24 oct. 2008

Despecho soy

Fiera indomable, incansable pantera
Mi arranque desembocado en pésimas acciones
Insultos, dolor, avalancha de lamentaciones
La rabia de mi cuerpo convertida en hoguera.

Cansada luciérnaga inlucible
Perdió en el intento su llamativa iluminosidad
Cayendo rendida y abatible
Ante el resultado de mi despecho e impulsividad.

Nunca supuse que confiar en ti fuese una osadía.
El rumbo de mi vida lo marcaban tus manos
Pero tu prueba fue solo una cobardía.

Me privaste de libertad y encadenaste mi alma
Porque tu herida indeleble en mi piel
Consumió por completo, mi hasta entonces, calma.

No hay comentarios: