22 nov. 2009

_El suicidio_

El suicidio es un tema muy serio que no se debería de tratarse a la ligera ni mucho menos frivolizar con el tema.

La gente que llega a esa decisión, es por algo, dudo que nadie que decida tomar esa determinación lo haga de forma precipitada o se levante un buen día y diga hoy voy a comprar el periódico, luego voy a ver la tele y después de fumarme un cigarrito me voy a suicidar, más bien es un cúmulo de situaciones desagradables que logran llevar al abismo de la desesperación sin encontrar salida alguna.
No tiene nada que ver con el poder adquisitivo de una persona, más bien, es un estado anímico insatisfactorio.

Quién se suicida, no lo dice, más bien sus acciones y su estado de ánimo apagado y depresivo es lo que indica a los demás que si no es un día es otro, podría llevarle a realizar ese acto radical.

Yo no creo que quién se suicida sea un valiente ni tampoco un cobarde, para empezar yo no soy nadie para juzgar a los demás y menos sus actos por muy radicales o extravagantes que a priori me parezcan. Si lo han hecho, sus motivos habrán tenido. En todo caso, me juzgaría a mí misma por no haber sido capaz de enseñar a esa persona una salida para todo problema. Siempre hay una solución para todo problema, siempre, aunque en un principio creamos que todo es negro y que la luz brilla por su ausencia, lo cierto es que siempre, hay solución y lo único que no tiene solución posible es la muerte.

No hay comentarios: