13 sept. 2008

Tormenta





Incesante tormenta huracanada

Estandarte grotesco de nuestra relación

Cúmulo de reproches y llantos

Que pusieron punto y final a nuestro amor.


Frío viento, comienzo de llovizna

Estruendos truenos y relámpagos

Convertidos en una constante

En mi aquella vida, amarga rutina.


Cruel tormenta que arrasó sin piedad

Llevándose la magia entre dos almas

Dejando múltiples socavones en la arena

Prueba irremediable de nuestro desenlace.


Tormenta creadora de nubes negras

Eliminaron bandadas de gaviotas

Que solían revolotear tiempo atrás

Cuando el sol extendía la longitud de sus rayos.


Tormenta que acabó en el principio de la calma

Obligándome a volver a caminar

Sobre las viejas huellas de mis pasos

Que aún quedaron sobre el suelo mojado.


Arranqué ya muchas hojas del calendario

Y aún los últimos relámpagos débiles

Semejantes al resplandor de la hoguera

Siguen iluminando una época ya quemada.

No hay comentarios: