13 sept. 2008

Paraíso

Aquel sitio donde reina lo inimaginable
donde todo es posible aunque no lo creas
donde los miedos no tienen nombre
y uno hace lo que desea y espera
En tus brazos quiero estar
por todos los lugares del universo
me abrazo a ti sin dudarlo
y nos dejamos caer por la cuerda
que mi cabello sostiene.
Perdámonos ahora mismo
En todos los rincones de tu alcoba
que me mantiene callada
y también extasiada
Se el aire que sale de mis pulmones
Cuando pienso en el placer de tenerte cerca
Déjame pronunciar tu nombre
Y ayúdame instante más.
Araño tu cuerpo
Muerdo la fruta prohibida,
Enlazo tus piernas a tu cuerpo
Esto no es un pecado
mañana será otro día
¿como será tu despertar?

No hay comentarios: