3 nov. 2008

Acróstico

Guardé mis silencios en un sepulcro
Reí con tus risas aguamarina
Aniquilé mi rabia impura
Cuidé mis palabras mal hirientes
Indagué con tu ayuda en mis adentros
Aspiré tu aroma del mar cantábrico
Solapé tu nombre al mío.

-un "bico"-

4 comentarios:

Dante dijo...

Bueno! Un acróstico no es poco. Se va llenando el blog parece =)

Ninalla dijo...

Me sorprende gratamente visitar este blog y ver un registro totalmente diferente al que leo habitualmente en tu otro blog.
Me gusta.
Besos.

Caminante dijo...

De nada! Como dice ninalla es una sorpresa leerte en un registro completamente diferente al que se te suele leer en otras lares, será que aquí no ha llegado aún don Manolo...
Eduard

Balteu dijo...

Me encanta ver lo bien que vas componiendo poesías, es de admirar esa constancia y voluntad de progreso, te dará muchas satisfacciones.
Me alegro mucho guapa compañera.

Un bico.